Pasar al contenido principal

El Yoga Terapéutico es una práctica principalmente enfocada en recuperar las salud a nivel físico, mental, emocional y energético. Las diferentes técnicas del yoga nos aportan herramientas y recursos para restaurar el equilibrio, mediante un proceso de sensibilización corporal, relajación y auto-observación, con el fin de recuperar la vitalidad.

Es ideal para aquellas personas que quieren superar algún tipo de problema físico de una manera natural, sencilla y progresiva. Natural porque es haciendo uso de esa parte del cuerpo que necesitas curar. Sencilla porque tiene en cuenta que no a lo mejor no puedes hacer todos los ejercicios que querrías, y por ahora tienes alguna limitación de movimientos. Progresiva porque la mejoría se produce día a día. Poco a poco irá desapareciendo el dolor y podrás moverte con más facilidad, hasta que estés plenamente recuperado.

En Clínica IG ofrecemos una práctica adaptada y accesible a las capacidades del alumno, independientemente de la edad o condición de quien lo practica, estando especialmente indicada a personas que tienen algún tipo de limitación de movimiento o lesión, así como a personas mayores o embarazadas.

Cómo trabajamos

En nuestras clases el yoga va unido a la fisioterapia y osteopatía

Durante nuestras clases se trabajan movimientos repetidos del cuerpo y la respiración, así como posturas realizadas con la ayuda de soportes. La práctica se enfoca fuertemente en restablecer la alineación corporal en la columna vertebral y, en general, a nivel estructural. Las asanas de yoga nos permiten explorar y trabajar nuestras dolencias, encontrando diferentes variaciones en la postura para que el alumno pueda aplicar siempre aquella que más le convenga de acuerdo a sus propias aptitudes y limitaciones.

Durante las clases se incluyen posturas reconstituyentes, que son sostenidas por un tiempo más largo que las asanas normales. Estas maravillosas posturas de yoga restaurativo nos permiten encontrar el descanso y recuperar una vitalidad radiante.

La respiración es otro de los pilares en los que se apoya el yoga. La calidad de la respiración profunda es fundamental para aliviar el estrés, la fatiga mental, la angustia y la depresión. Mediante el trabajo en el cuerpo y la respiración se promueve la calma y la concentración mental, despertando la conciencia de unidad cuerpo-mente. La relajación y la meditación son fundamentales para cultivar la atención y desarrollar la escucha interna.

En nuestras sesiones de yoga terapéutico se practican relajaciones profundas que pueden incluir visualizaciones curativas y un trabajo progresivo de sensibilización corporal, así como autoafirmaciones positivas. Estas técnicas mitigan el estrés y actúan sobre la función del sistema nervioso neurovegetativo, accediendo al control de nuestras funciones inconscientes como la respiración, la frecuencia cardíaca y otras funciones orgánicas y psicológicas.

Las clases son de grupos reducidos (dos días a la semana) para poder proporcionar más calidad a las sesiones e individuales (máximo tres personas) para aquellas personas que quieran o necesiten una atención más personalizada.

Beneficios del Yoga

El Yoga puede transformar tu cuerpo y también transforma tu mente. Hay un proceso recíproco: la mejoría mental redunda en el beneficio físico y dicho beneficio físico es bueno para la mente. Un buen estado físico y mental es bueno espiritualmente.

Entre los beneficios físicos del yoga terapéutico podemos encontrar los siguientes:

Solicita ya tu cita

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!
Ponemos a tu disposición todos los medios necesarios para dar respuesta a tus necesidades y dudas, ofreciéndote siempre la mejor atención.

¿Hablamos?
X