Pasar al contenido principal

La osteopatía es una disciplina que en los últimos años está empezando a difundirse en toda España debido, principalmente, a los buenos resultados que aporta en numerosos problemas de salud. Es una forma de medicina manual muy poco agresiva y ampliamente efectiva. Cuando es practicada por profesionales con la formación adecuada es totalmente segura y no existen riesgos.

Se trata de una modalidad terapéutica manual que pone especial énfasis en la estructura del cuerpo, empleando principalmente el tratamiento de tejidos blandos y las correcciones articulares para reestablecer la armonía estructural del sistema del paciente, siendo una terapia adecuada para una infinidad de trastornos y dolencias como pueden ser trastornos del aparato locomotor, del sistema nervioso central o del sistema digestivo, entre otros, y muy efectiva tanto en adultos como en niños, por ejemplo, el cólico lactante y otras patologías que pueden ser recurrentes en recién nacidos o bebés.

En Clínica IG aplicamos diversas técnicas adaptadas a cada disfunción, a cada tejido, a cada paciente, dándose durante la sesión de tratamiento un continuo análisis y un continuo seguimiento para reestablecer el equilibrio del sistema músculo-esquelético.

¿En qué consiste el tratamiento?

Cada paciente, cada dolencia, cada necesidad requiere una atención personalizada

El tratamiento osteopático consiste en tratar las disfunciones, la hipermovilidad o hipomovilidad que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras y el cráneo.

Busca recuperar el equilibrio corporal perdido reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de streching, HVLT, funcionales, entre muchas otras. El tratamiento depende de una evaluación corporal completa, del tipo de lesión y del paciente.

Ningún tratamiento es igual a otro y se debe seguir siempre un enfoque personal único.

Tipos de tratamientos osteopáticos

Osteopatía Estructural

La osteopatía estructural es la parte de la osteopatía dirigida al diagnóstico y al tratamiento del sistema músculo-esquelético.

En Clínica IG tratamos de valorar y diagnosticar las zonas que se encuentran hipomóviles, que no siempre coinciden con las zonas de máximo dolor, pero sí suelen ser el origen de este. A través de diferentes técnicas buscamos darle movilidad a esa hipomovilidad para reestablecer el equilibrio del sistema músculo-esquelético.

Entre las numerosas técnicas de osteopatía estructural encontramos la más conocida, Thrust, pero no son solo estas las que pueden aplicar. Hay casos en los que esté contraindicada o es el propio paciente el que decide no recibirla, pero son muchas más las técnicas que podemos realizar, como: técnicas articulatorias, técnicas funcionales, técnicas de stretching, etc.

En Clínica IG aplicamos diversas técnicas adaptadas a cada disfunción, a cada tejido, a cada paciente, dándose durante la sesión de tratamiento un continuo análisis y un continuo seguimiento para aplicar la técnica más idónea.

Para esta disciplina, ya son muchos los pacientes que acuden con ciáticas, lumbalgias, hernias discales, esguinces de tobillo, dolores de espalda, cefaleas, tortícolis, tendinitis y un largo etc.

En Clínica IG tenemos amplia experiencia en osteopatía y contamos con las mejores técnicas para el bienestar de nuestros pacientes.

Osteopatía Visceral

Está enfocada hacia la curación de órganos y vísceras, mejorando la función de éstos mediante manipulación para conseguir un mejor riego sanguíneo.

El trabajo clínico del osteópata francés Jean Pierre Barral con las vísceras (órganos) condujo al desarrollo de una forma específica de medicina manual: la manipulación visceral. Todos nuestros órganos están suspendidos dentro del sistema músculo-esquelético a través de conexiones fasciales específicas. En Clínica IG reconocemos esta relación y utilizamos nuestras habilidades de palpación para evaluar el movimiento de las vísceras y sus accesorios fasciales, aplicando técnicas suaves a posteriori para liberar cualquier tensión presente.

La manipulación visceral se basa en la colocación específica de fuerzas manuales suaves para estimular la movilidad, el tono y el movimiento normal de las vísceras (órganos internos) y sus tejidos conectivos.

Da muy buenos resultados en patologías como el colon irritable, estreñimiento, gastritis, hernia de hiato, incontinencias, dolores menstruales, cistitis, trastornos menopaúsicos, patologías respiratorias crónicas, asma, bronquitis, etc.

Osteopatía Craneal

Se centra en los problemas craneales y su influencia en el sistema nervioso central.

Estimula la curación mediante el uso de la presión de la mano suave para manipular el esqueleto y los tejidos conectivos, especialmente el cráneo y el sacro (el hueso grande y triangular en la base de la columna vertebral).

En la osteopatía craneal se da mucha importancia al sentido del tacto para percibir y sentir cambios sutiles de tensión y calidad del tejido en la anatomía viva de todo el cuerpo y para diagnosticar áreas de tensión o disfunción.

En el tratamiento, guiados por los tejidos, ayudamos a reequilibrar o liberar las áreas de disfunción. El cuerpo tiene una capacidad asombrosa para curarse asímismo y mantener su propia fisiología en un estado de salud, utilizando el reequilibrio durante el tratamiento osteopático para restablecer la fisiología saludable.

La osteopatía craneal se utiliza para una amplia gama de problemas en niños y adultos, incluyendo cefaleas de distintos orígenes, neuralgias, parálisis facial, migrañas tensionales, vértigos, bruxismo, mareos, ciclos de sueño, asma, estrés, etc.

Beneficios de la osteopatía

Son muchos los beneficios que nos brinda la osteopatía, estando indicada en casos de:

Solicita ya tu cita

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!
Ponemos a tu disposición todos los medios necesarios para dar respuesta a tus necesidades y dudas, ofreciéndote siempre la mejor atención.

¿Hablamos?
X